¿Sientes que no te dedicas a lo que te emociona? #PropósitoDeEmpresa

Reflexiona desde la honestidad; ¿Tienes la sensación de que no estás gozando ni de tu vida, ni de tu trabajo? ¿Tienes la impresión de que estás perdiendo el tiempo de tu vida, porque no lo dedicas a aquello que realmente te emociona?

Para saber realmente si esta sensación es una simple percepción pasajera, o realmente es una impresión que empieza a molestarte y que por tanto deberías empezar a poner remedio, te voy a describir algunas situaciones.

Si te sientes identificad@ con estos estados, empieza a cuestionarte tu presente y futuro, porque tu intuición es real… Veamos:

  1. Odias los lunes.
  2. Tu día a día es monótono y no te emociona las acciones o propuestas que te ofrece tu jornada.
  3. Tu rendimiento es el justo y necesario para sobrevivir en tu puesto de trabajo.
  4. Estás mirando constantemente el reloj; deseando que llegue la pausa del desayuno, el descanso a la hora de comer y el fin de la jornada laboral.
  5. A pesar de que no te gusta tu trabajo, sientes miedo a perderlo e incluso sientes algo de inseguridad, y por eso continuas en tu puesto.

¿Qué tal ha ido? Si has respondido afirmativamente a todas las situaciones anteriores; debes hacer algo ya!

Si te has sentido identificado con algunos de los escenarios planteados, te sugiero que te plantees qué está sucediendo en ti mism@ como para que no te satisfaga la labor que estás realizando.

Porque aquí es donde está el meollo del asunto. El puesto laboral que ocupes, ya sea formando parte de un equipo de trabajo, liderándolo, o llevando a cabo un proyecto propio, no debe suponer una carga pesada.

El proyecto debe infundirte la fuerza suficiente como para sacar adelante tu día a día, y como te decía, no es una energía que deba provenir del exterior, sino que depende de ti y solo de ti mismo.

Porque solo cuando un proyecto, propio o de equipo, te entusiasma, surge la magia

Para que tu día a día tenga sentido, sientas satisfacción en la mayor parte de las horas que consta tu día a día, necesitas tener claridad en las acciones que realizas y conocer con qué intención realizas esas tareas. Es la certeza de que todo tiene un sentido, un porqué, un propósito. 

El Propósito de empresa transforma el concepto de trabajo.

Cuando tus habilidades, conceptos de vida, visión de ti mismo y tu entorno, se unen a un porqué y se ponen al servicio del Propósito de empresa, el concepto de trabajo cobra otra dimensión.

La palabra trabajo ya no tiene un significado de carga pesada; sino que se convierte en un placer, en una motivación diaria, en un afán de superación y de conseguir objetivos.

Está comprobado científicamente. Una de las máximas satisfacciones nos la proporciona nuestra capacidad de crear. Creando, imaginando y pensando en la posibilidad de hacer realidad y factible eso que hemos imaginado, nos proporciona felicidad. Científicamente a este hecho se le llama Eudaimonia.

Solo para simplificar el concepto y ayudarte a ponerte en situación, la Eudaimonia logra poner en acción todo nuestro potencial como humanos. Y el mejor lugar para poner en practica este potencial es a través de nuestro trabajo.

Es la mejor ocasión para poner en acción la creatividad, la estrategia para llegar a hacer realidad lo que hemos imaginado y por tanto crearlo, materializarlo. Conseguirlo y hacerlo realidad es la mayor de las satisfacciones para el ser humano.

Para llevar a cabo aquello que realmente nos gusta, conocer exactamente el motivo de porqué realizamos eso y no otra cosa es lo que llamamos Propósito empresarial. Un concepto mucho más profundo que va más allá que la simple motivación.

Nuestro propósito es un motor que se asienta en las raíces de lo que somos como persona, de mis anhelos, sueños, creencias, un conjunto de elementos que forman mi persona, dan sentido y coherencia a todo lo que hago. Mi motivación para llevar a cabo un determinado proyecto puede ser mi miedo a perder mi trabajo; y esa motivación me dará fuerza, pero no me satisface.

La Eudaimonia, la felicidad está relacionada con el propósito esencial de cada uno de nosotros, nos proporciona bienestar. El propósito de empresa es lo que hace que nuestras capacidades y el ejercicio de ellas nos llene. 

Conocer nuestro propósito es un ejercicio de introspección, de conocimiento interno, que nos obliga a despojarnos de muchos ropajes, de dejarnos desnudos ante nosotros mismos para conocernos. Ver lo que somos y cómo somos.

Esta no es una labor fácil, pero merece la pena; porque si consigues despojarte de las múltiples capas de cebolla que todos llevamos, obtendrás la plenitud de tu propia esencia.

Si fueras millonari@, ¿A qué te dedicarías?: He aquí tu propósito empresarial

Ponte en la situación imaginaria de ser millonari@. No tienes ningún tipo de preocupación para sobrevivir, porque tus necesidades básicas están cubiertas.

¿En qué crees que invertirías el máximo de tu tiempo?

Cuando obtengas una respuesta satisfactoria a esta pregunta estarás contestando a parte de tu esencia como ser humano. Darás respuesta a tus valores intrínsecos, tus habilidades como persona, tus sueños sin miedos ni fronteras.

Conocer tu propósito y cómo ponerlo en práctica en la empresa es un proceso interno, de dedicación e introspección. Si quieres indagar en tu autoconocimiento y en conocer tu Propósito, te invito a que te descargues mi ebook Descubre tu propósito y que realices las hojas de trabajo que lo acompaña.

Si por el contrario ya estás convencid@ de que necesitas ese cambio y que ha llegado el momento de poner en marcha el proyecto por el que has apostado pero desde tu esencia, desde tu porqué más profundo, desde tu propósito empresarial, échale un vistazo al Mentoring para empresas con Propósito. 

Porque ya eres totalmente consciente de que cuando descubres tu propósito empresarial , este actúa como una potente guía, una motivación superior, se convierte en el motor que permite sacar lo mejor de tu negocio e impacta positivamente en tu entono, tu cliente y tu sector.

Contácteme y nos ponemos en marcha

1 comentario
Trackbacks y pingbacks
  1. […] también, como complemento a esta entrada, un interesante artículo de Marisol García, experta en marketing y comunicación digital, que nos habla de la importancia […]

Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *