La autorrealización gracias al Propósito de empresa y la Pirámide de Maslow

Reconocer y gestionar tu Propósito de empresa te sirve como guía aspiracional (de aspiración, consecución de algo), como motivación superior, aquello que te permitirá dar lo mejor de ti en los momentos difíciles, que te ayudará a impactar positivamente en tu entorno.

Los líderes de negocios que tienen claro su propósito de empresa llevan adelante sus proyectos con denominadores comunes, características similares a estas:

empresas con propósito

Porque estos líderes son conscientes de lo que son y lo que quieren.
Y su propósito está muy relacionado con su propio sueño, con sus anhelos y como decía Richard Branson

«Si los sueños de tu compañía no te asustan, entonces es que son pequeños»

Si conoces el Valor y Misión de tu empresa, también debes conocer tu Propósito, trabajarlo y gestionarlo.

La misión y visión está conectada con Propósito a través de la Pirámide de Maslow. 

Por si no conoces la teoría de Maslow, solo te diré que su teoría de la pirámide de las necesidades explica, de forma visual, el comportamiento humano según nuestras necesidades.

En la base de la pirámide aparecen nuestras necesidades fisiológicas, que todos los humanos necesitamos cubrir en primera instancia, como la respiración, comer, descansar. Y una vez cubiertas estas necesidades, buscamos satisfacer otras inmediatamente superiores.

No se puede llegar a un escalón superior si no hemos cubierto antes los inferiores, o lo que es lo mismo, según vamos satisfaciendo nuestras necesidades más básicas, desarrollamos necesidades y deseos más elevados.

Imagen de Economipedia.com

Hoy en día el humano tiene gran parte de la pirámide cubierta y busca, sobre todo, la autorrealización. Es ahí cuando propósito de empresa y la pirámide de Maslow se cruzan

empresas con propósito

Toda empresa debe ser consciente de qué beneficios aporta a su mercado, a la sociedad, cumpliendo así una misión. Posteriormente, y avanzando en la pirámide, el líder de ese proyecto buscará satisfacer la necesidad de qué quiere ser como compañía, en qué quiere convertir su empresa y gestionar así su visión. Para, por último, reconocer y trabajar en su propósito.

Porque todas las empresas deben saber de dónde nacen para saber cómo quieren crecer y hasta dónde llegar.

Yo también tengo mi propósito. 

 

Cuando puse en marcha el Mentoring para empresa tenia un porque muy claro:

Ayudarte a que tu proyecto sea lo suficientemente sólido como para que tengas beneficios.

 

¿Estás implementando tu Propósito de empresa en tu propio proyecto?

¿Quieres que te ayude a ello? Puedo hacerlo a través del Mentoring que he puesto en marcha especialmente para ti.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *