Mitos y malas prácticas en marketing de contenidos

En este post es Teresa Alba de blog Diseño Creativo quien se va a dirigir a ti para hablarte sobre cómo debes usar correctamente una de las estrategias más efectivas del marketing digital: el content Marketing. Seguro que te va a parecer muy interesante.

MITOS Y MALAS PRÁCTICAS EN MARKETING DE CONTENIDOS

Sobre el marketing de contenidos no te creas todo lo que te digan, no todo es verdad. Y es que, en esta estrategia de marketing online existen tantos mitos y bulos que podría estar horas enteras hablándote sobre ellos…

Sólo para que te hagas una idea, ¿a que seguro que has leído por Internet que todo el mundo tiene que tener un blog? ¿Has oído también decir aquello de que mientras publiques en el blog tendrás éxito? ¿Y qué es de la calidad?

Pues sí, todas estas reflexiones no son más que mitos que giran alrededor de una de las estrategias de marketing digital más importantes. Bueno, yo diría que la más importante de todas.

Si tenemos en cuenta a Google, desde luego que lo es. Pero no sólo a Google, si analizamos el comportamiento de los usuarios en Internet, diría también que es la reina de las técnicas.

¿Encuentras tú una manera mejor de llegar a tu audiencia que no sea comunicándote con ella? Pues bajo mi punto de vista, el marketing de contenidos es esa herramienta de la que me valgo para comunicarme con mi público.

Es magnífica porque permite hacerlo mediante numerosos canales como el email marketing, las redes sociales o los buscadores. Ahora bien, ¡no todo vale!

Hay prácticas que pueden ser verdaderamente nocivas para tu marca. Por eso, en este post, voy a contarte cuáles son los principales mitos y qué tipo de prácticas realmente debes evitar para que tu estrategia de marketing de contenidos funcione a la perfección.

¿Sabes cuáles son los principales mitos que giran en torno al marketing de contenidos? @Teresalbalv Click To Tweet

¿Qué se considera una mala práctica en marketing de contenidos?

En marketing de contenidos, al igual que en cualquier otra estrategia de marketing online, hay que cumplir con una serie de requisitos de calidad.

A pesar de éstos  hay siempre malas prácticas que no deberían llevarse a cabo. Aquí van algunos ejemplos:

rellenar el contenido de repeticiones de palabras clave,

escribir por escribir sin una idea clara,

redactar sin un objetivo,

no saber para quién estás escribiendo,

incluir en tu blog más contenidos patrocinados (por los que te están pagando ciertos anunciantes) que contenidos propios,

y un largo etcétera, que se convierten en prácticas NO recomendables. Más bien, son todo lo contrario.

Los ejemplos anteriores constituirían una lista de ejemplos que hay que evitar si verdaderamente quieres tener éxito con tu estrategia de marketing de contenidos.

Este tipo de metodología es intrusiva y sólo va a perjudicarte, tanto en tu posicionamiento SEO como en la captación de público.

“Incluso aquellos que ya te conozcan y te hayan seguido, pueden dejar de hacerlo si perciben que no les estás ofreciendo calidad en absoluto.”

Para que te quede más claro, te expongo a continuación cuáles son los principales mitos del marketing de contenidos.

¡Presta atención porque seguro que te aportan algo nuevo!

Mitos que giran alrededor del marketing de contenidos

Muchas marcas tienden a escribir publicaciones en sus blogs corporativos sin parar. A veces, llegan a publicar hasta 4 posts en la misma semana, y luego comparten como publicación en sus perfiles sociales un par de veces (o ni eso).

A esto, lo llaman marketing de contenidos. Y de eso están cansados los consumidores digitales y, probablemente, tú también.

El desconocimiento de las marcas acerca de esta técnica mercadotécnica, hace que los usuarios terminen “quemados”. Por ello, se suele tener una incorrecta visión del marketing de contenidos.

Estos son algunos de los mitos más comunes:

  • Todas las marcas tienen que tener un blog. Esto no es cierto, hay marcas a las que les funcionan más y mejor otro tipo de estrategia y canal de comunicación.
  • Un blog lo es todo en marketing de contenidos. ¿Y qué ganas con un blog si no tienes visitas, si no lo das a conocer, si ofreces contenidos de mala o poca calidad, si no presentas ideas interesantes o si no se dirigen a tu público?

No, desde luego, un blog no lo es todo.

  • Más contenidos, más ventas. ¿Y si publicas 50 posts y no gusta ninguno o ninguno atrae visitas? ¿Y si de los 50 ni uno tiene visibilidad online? ¿De verdad crees que sólo la cantidad implica ventas?

Estos son sólo algunos mitos, más adelante te contaré algunos más según el canal que utilices.

Casos reales de malas prácticas en marketing de contenidos

En plena era de la información y la comunicación, es normal que haya cierta carga de documentación. Es decir, que sea el medio que sea por el que te muevas en Internet, vas a encontrar muchísima información.

“El uso que hacen muchas marcas para establecer su estrategia de contenidos en los medios no siempre es el idóneo.“

Hay muchas acciones perjudiciales para tu estrategia que debes conocer para que puedas evitarlas. Por ello, aquí te cuento con más detalle algunas de las más frecuentes según el canal de comunicación que estés utilizando para atraer a tu audiencia.

Malas prácticas en redes sociales

A las redes sociales les puedes sacar un partido enorme. Probablemente hayas confiado en la estrategia que está siguiendo tu marca de referencia y eso es lo que va a hacer que la tuya pierda todo el increíble potencial que le podrías sacar si lo hicieras bien.

Las social networks desempeñan un papel fundamental en tu estrategia de marketing de contenidos, pero ni todas las redes son imprescindibles para tu negocio ni todo lo que hagas en ellas está bien.

Por ello, te recomiendo tener en cuenta las siguientes malas prácticas para no llevarlas a cabo:

1. No planificar las publicaciones de contenido en redes

En marketing online, la planificación es requisito sine qua non para que tu estrategia funcione. Lo más probable es que tu público no esté las 24 horas del día en ellas y que no todo lo que publiques guste a toda tu audiencia.

Planificar implica no sólo que organices qué es lo que vas a hacer y cómo lo vas a hacer, sino también cuándo y por qué. Marcarte unos objetivos en las redes sociales y publicar todo tipo de contenidos es vital.

¿De qué te sirve publicar un post a las 10 de la noche de un sábado sin un objetivo claro? ¿Sólo por tener algo publicado? Eso no vale.

2. Publicar sólo los posts que publicas en tu blog

Esto es más común de lo que puedes pensar. De hecho, yo soy de las que piensa que si publicas mucho y bueno, lo compartas a toda costa.

Sin embargo, por publicar únicamente los contenidos de tu web o blog no vas a ganar más audiencia. De vez en cuando, también es interesante compartir publicaciones en páginas de terceros, ¿no te parece?

No obstante, si eres muy de compartir sólo lo tuyo, hacer guestblogging en otras páginas puede que sea una opción acertada para ti. Recientemente he retomado esta estrategia, y te aseguro que va genial para potenciar la visibilidad.

Malas prácticas en email marketing

El marketing de contenidos no se limita a tener un blog y presencia en redes sociales donde compartir cada publicación.

Hay estrategias muy interesantes que nos aporta el email marketing, que a mí me encantan, pero que desgraciadamente suelen llevarse a la práctica de forma no muy ética…

1. Enviar mails de forma masiva sin objetivo definido

¿Te gustaría recibir correo masivo constantemente, con información que no te interesa porque ya te cansa y que no te aporta valor alguno? Seguramente no.

¿Y qué te hace pensar que a tu audiencia sí le va a gustar? El envío de emails tiene que tener también un objetivo e interesar a quien lo recibe.

2. Enviar spam cuando spam se entiende como “quiero venderte”

Seguro que muchas veces has recibido un correo que sabes a simple vista que es para venderte algún producto o servicio. ¿No te molesta? Porque a mí sí, y creo que a prácticamente todo el mundo, sobre todo cuando se trata de algo que nunca nos ha interesado.

Está bien que quieras vender, pero si ese mail lo vas a usar como objetivo principal de tu estrategia de contenidos y lo vas a hacer de forma intrusiva, créeme, ¡tienes mucho que perder!

Otras malas prácticas

Aunque en realidad hay más anécdotas que se me vienen a la cabeza y que me llevarían a extender mucho este artículo, he tenido que hacer una criba y quedarme con tan sólo algunas.

Así que, y para terminar, te contaré 3 prácticas que verdaderamente suponen un desatino y provocan, en gran medida, que en la sociedad ronden tantos mitos negativos alrededor del marketing de contenidos.

1. No difundir los contenidos

Con toda seguridad me atrevería a confirmar que has leído o has escuchado que en Internet, si no eres visible en los buscadores, es como si no existieras. Ahora te pregunto, ¿y si tus contenidos no son visibles no sería también como si no existieras? Ya te digo yo que desde luego que sí.

Además de publicar un post de interés y que aporte valor a tu audiencia, tienes que darlo a conocer, hacer ruido (en el buen sentido), fomentar que se hable de él, que genere expectación… Lo contrario es una estrategia de contenidos pasiva que difícilmente dará resultados.

2. No mirar por el usuario ni por Google

Google sigue siendo el principal motor de búsqueda digital. Preparar tu plan de marketing de contenidos pensando en él, con todos los requisitos que éste valora, te permitirá cumplir con una parte del proceso.

Pero no basta con que sigas sólo indicaciones para Google. Si no miras la calidad y no la entiendes como un factor que tu audiencia también va a valorar, lo tienes complicado.

3. No medir los resultados

Y si no mides los resultados, ¿cómo sabes qué contenidos funcionan y cuáles no? ¿Cómo conoces cuáles gustan más a tu público si no es mediante un sistema de métricas? Si no mides, cometes un grave error.

Son muchos los mitos que giran en torno al marketing de contenidos dadas las malas prácticas que solemos ver en las redes. Por eso, es imprescindible que conozcas qué es lo que no debes hacer para que puedas evitar prácticas nocivas que te perjudiquen.

¿Y a ti?, ¿cuáles son las prácticas que llevan a cabo algunas marcas en su estrategia de contenidos que más te molestan?

Teresa Alba es Consultora de Marketing Digital y Gestora de Contenidos freelance. Tiene formación universitaria en Gestión de Negocios Internacionales y Docencia. Actualmente es la responsable de Marketing de MadridNYC y administradora del blog Diseño Creativo.

experta en comunicación y marketing on line

Acerca de Marisol…

Ayudo a autónomos y pequeños empresarios a establecer la comunicación con sus clientes de forma estratégica para obtener más beneficios en sus negocios.

¿Quieres que trabajemos juntos? Mira lo que te puedo ofrecer

0 respostes

Deixa una resposta

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aprende a alcanzar tus objetivos
los 4 pilares básicos del negocio
máximo rendimiento al networking presencial