Saca el máximo rendimiento al networking presencial

Sacar el máximo rendimiento al networking presencial es una de las tareas más importantes que debe realizar cualquier empresario. Asistir con cierta asiduidad  a eventos profesionales para hacer contactos, conocer otros profesionales o a futuros clientes es básico.

Pero, ¿Cómo te preparas estos eventos ? ¿Realmente le sacas el máximo rendimiento? O bastante haces con no olvidarte aquel día del tarjetero para distribuir contra más tarjetas, mejor.

En mi humilde opinión, dar tarjetas sin ton ni son es una grandísima pérdida de tiempo. O sino reflexiona sobre tu propia experiencia:

¿Cuantas tarjetas puedes llegar a recopilar en uno de estos eventos?

¿Realmente te interesan todos los contactos que te han dado tarjeta?,

¿Qué haces con todas ellas, las clasificas?, ¿Recuerdas la cara de quien te la ha dado, haces alguna anotación?

A la hora de sacarle el máximo rendimiento a un evento de networking presencial podemos diferenciar entre la labor que debes hacer antes de asistir,  las acciones que se pueden realizar una vez en el evento y lo que deberías hacer una vez se ha finalizado el acto.

Así que vamos al grano.

ANTES DE ASISTIR AL ACTO: prepárate el evento

1.- Identifica a todos los participantes del evento. Tantos los actores protagonistas (y con esto me refiero a los ponentes, si es que es un congreso, una conferencia o un acto con una presentación) como a las personas que van a asistir, como tú, a escuchar al ponente o ponentes.

2.-Una vez te hayas hecho una idea de cómo va a ir el acto,  cómo se va a organizar y quien va a participar, plantéate cuál es el objetivo que quieres conseguir asistiendo. No te quedes sólo con la idea de conocer gente, sin más. Si te marcas un objetivo, el resultado de asistir al evento va a ser mayor; así que ¿Cuál va a ser tu objetivo?

a.- ¿ tu finalidad va a ser dar a conocer tu nuevo producto y por tanto presentarlo?,

b.-  ¿Lo que pretendes es conocer a alguien puntual que te ayude en algún proyecto que estás pensando?

Define el tuyo propio. Una buena manera puede ser planteándote qué es lo que tú puedes aportar o puedes ofrecer a los asistentes. ¿Qué tienes/ofreces tú que les pueda interesar?

Una vez tengas claro cuál va a ser tu objetivo y quienes van a ser los asistentes, determina qué asistente te va a interesar conocer y por tanto te debes acercar a saludar y presentarte. Podría ser interesante que tomaras nota de cuáles son los intereses y proyectos de esa persona para romper el hielo a la hora de iniciar la conversación.

3.- Estudia tu elevator pitch

¿Sabes ya qué vas a decir sobre ti y tu empresa a las personas a las que te presentes?

¿Le vas a explicar a todos lo mismo o vas a diferenciar y adaptar tu argumentación dependiendo de las necesidades que tenga la persona a la que te dirijas?

Es importante que partas de un argumento de presentación de tu negocio claro, para que luego lo vayas variando y adaptando.

Recuerda que tu elevator pitch, tu presentación, debe ser clara,concisa y que despierte el interés de tu interlocutor.

Debes explicar qué haces y qué beneficios proporcionas.

Lo importante no es hablar de uno mismo, sino de lo que aportas al que te escucha. Así que tu argumento debería ser algo parecido a

           “Soy D (profesión/acción que realizas) y hago Y para ayudar a Z y obtener X beneficios”

shfsgfliwegfiegwlireliugerliuhgliuerhgliuhreliugheurilhglerhgierhgiulr

“Soy Consultora  y asesoro a autónomos y pequeños empresarios a establecer estrategias de marketing y comunicación para hacer crecer su negocio”  ¿Qué te parece? 😉

4.- Cuenta tus tarjetas

No te quedes con el mero acto de coger las tarjetas y guardarlas en tu tarjetero. Cuantifica los resultados que te va a proporcionar asistir a ese evento. Así que antes de asistir, cuenta cuantas tarjetas coges.

Es importante saber al final del evento cuantas has distribuido y a quien. Será una forma de hacer un seguimiento de la conversación que habéis mantenido y si puede llegar a buen puerto,  y además es importante que sepas si ese evento te ha dado los resultados que tú te has planteado.

Si al final no te llama nadie asistiendo a ese evento o no inicias ninguna relación con ese acto, deberías plantearte no perder el tiempo en asistir a reuniones como esa, ¿no?

UNA VEZ EN EL EVENTO

1.- Busca a los organizadores del acto

Es importante llegar con  tiempo suficiente como para elegir un buen lugar en el acto, conocer a los organizadores  y darte a conocer. Ellos pueden ser una vía muy válida para que te presenten a algún ponente que te interese conocer concretamente o a algún asistente que previamente (en tu trabajo en casa) te interesaría que te presentaran.

Si no has tenido la oportunidad de que alguien te presente a las personas adecuadas deja para el final del acto el acercamiento.

2.- Entabla conversaciones

Si lo que quieres es conocer a la persona que ha hecho la ponencia, preséntate y realiza alguna pregunta interesante sobre lo que ha explicado. Recuerda que siempre debe ser oportuna e interesante.

3.- Haz pequeñas observaciones en las tarjetas

Si tienes ocasión y posibilidad de apuntar, toma apuntes de la persona que te ha dado la tarjeta en el reverso (los suficientes para luego acordarte de quien era y lo que habíais observado)

DESPUÉS DEL EVENTO

1.- Completa las observaciones en las tarjetas

Justo después del evento, o una vez estas en casa aprovecha para acabar de completar las notas que habías apuntado en el reverso de la tarjeta.

2.- Además aprovecha para agregarla a tus redes sociales, mándale un mail para continuar con la conversación o saber cómo va la propuesta que le sugeriste. Haz un seguimiento.

3.- Etiqueta los contactos y segméntalos. Puedes separarlos en futuros clientes o contacto para futuras colaboraciones.

Es importante que tengas una continuidad con esas personas, así que no finalices todo el trabajo que has hecho sólo con ir al evento.

CONCLUSIÓN:

Como puedes ver asistir a un evento puede resultar muy provechoso, y no se queda en la simple asistencia al acto y  repartir tarjetas como si se trataran de panfletos.

Le puedes sacar el máximo rendimiento si  antes te planteas una estrategia y planificas y estudias tu asistencia.

Hay una frase del libro arte de la guerra que me encanta y que creo que se ajusta perfectamente a este caso

«Nunca se debe atacar por cólera y con prisas. Es aconsejable tomarse tiempo en la planificación y coordinación del plan» tweet

El arte de la guerra, Sun Tzu (544 a.c-496 a.c) General chino

Como ves la planificación y la estrategia es clave para tener beneficios en tu negocio. Si crees que tu estrategia es equivocada y no acabas de conseguir los beneficios que te has planteado, ponte en contacto conmigo y podemos evaluarlo en una sesión gratuita de diagnóstico empresarial para encontrar la mejor solución. Ponte en contacto conmigo, venga!

experta en comunicación y marketing on line

Acerca de Marisol…

Ayudo a autónomos y pequeños empresarios a establecer la comunicación con sus clientes de forma estratégica para obtener más beneficios en sus negocios.

¿Quieres que trabajemos juntos? Mira lo que te puedo ofrecer


0 respostes

Deixa una resposta

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aprende a alcanzar tus objetivos
los 4 pilares básicos del negocio
máximo rendimiento al networking presencial